ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



Si bien el voto electrónico ya es implementado en varios países alrededor del mundo, los que están en vías de desarrollo aún se encuentran con el reto de modernizar este proceso a la hora de elegir a sus mandatarios.



La adopción de mecanismos como este permite que el proceso de sufragio sea mucho más eficiente y seguro. Aunque son muchas las tecnologías disponibles, son cinco las que están cambiando la forma de vivir las elecciones a nivel mundial que podrán ayudar a modernizar los procesos electorales luego de adoptar las diferentes tecnologías de punta.

Autenticación biométrica del elector

Una de las vulnerabilidades más comunes que empaña la transparencia de los procesos electorales es la que involucra la usurpación de identidad de los electores y la doble votación. El año 2012 marcó un hito en la industria electoral cuando Venezuela se convirtió en el primer país en el mundo en utilizar en una elección nacional dispositivos de autenticación biométrica –también diseñados por Smartmatic- que validaban la identidad del elector en su centro de votación, disminuyendo la posibilidad de fraude por suplantación de identidad, doble votación y acercando al país latinoamericano al principio “un elector = un voto”. Brasil también está empleando biometría para autenticar a sus electores y estiman que para el año 2018 lo hagan a nivel nacional. Costa Rica tiene una gran oportunidad futura para la implementación de este tipo de tecnologías.

AVoto para personas con alguna discapacidad

El voto, derecho universal de todo ciudadano, debe ser accesible para todos los ciudadanos. Si bien el voto asistido se emplea en ciertos países para permitir que los electores con alguna discapacidad o condición física permanente o transitoria puedan sufragar (asistidos por un miembro de mesa o una persona de su elección), uno de los mayores aportes de la tecnología electoral ha sido el desarrollo de máquinas de votación que incorporan instrumentos que permiten a estos votante ejercer su derecho independientemente, en condiciones de igualdad e inclusión y resguardando el secreto de su voto. Tal es el caso delAudio Voting Able4, una unidad que se conecta a las máquinas de votación, de control extensible para usuarios en sillas de rueda, con audífonos para aquellos votantes con problemas de visión, y una interfaz de aspiración/soplado para navegar la boleta electoral. También posee una interfaz Braille en caso de que el elector tenga algún tipo de discapacidad visual.

Transmisión de resultados

Hoy todo es más rápido que ayer. La implementación de tecnología para la transmisión de datos ha permitido dar resultados oficiales minutos o pocas horas después del cierre de la jornada electoral. Si bien la tecnología que involucra la transmisión de resultados depende de la plataforma o sistema de votación utilizado, la misma comprende el uso de redes de datos unidireccionales (LAN, líneas telefónicas, GSM, CDMA y satélite). Su gran alcance asegura que los resultados puedan transmitirse desde cualquier zona geográfica, garantizando la seguridad y rapidez del proceso. Otro beneficio destacado es la capacidad de manejar grandes volúmenes de actas transmitidas en simultáneo, reduciendo drásticamente los lapsos de espera en los procesos de totalización y por ende la proclamación de los candidatos a pocas horas de haber concluido el cierre de los centros de votación.

Máquinas de votación que imprimen comprobante del voto

Hasta 2004, la mayoría de las máquinas de votación electrónicas existentes solo ofrecían la posibilidad de registrar el voto, almacenándolo en el equipo sin ofrecerle al elector la posibilidad de validar su selección. Para el primer referendo revocatorio que se realizó en el mundo contra un Presidente, celebrado en Venezuela, se implementó por primera vez en la historia el comprobante del voto. Las máquinas, diseñadas por la empresa Smartmatic, tenían una impresora incorporada capaz de imprimir el comprobante en un papel especial, con marcas de seguridad. Desde entonces, se ha convertido en un estándar de la industria de automatización electoral.

Voto por Internet

El voto por Internet se utilizó por primera vez durante las elecciones del año 2000 en los Estados Unidos, en un piloto vinculante en varios estados dirigido a probar esta tecnología para votantes en el extranjero. Desde entonces, más de una docena de países se han sumado a esta modalidad que permite a las autoridades electorales atender ciertas categorías de electores - expatriados, personal militar adscrito en el extranjero o electores ausentes-ofreciéndoles la posibilidad de participar en las contiendas electorales de sus países.






Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua