ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



¿Correr o caminar? ¿Frutas o verduras? ¿Light o regular? La toma de decisiones en cuanto a su salud suele ser un proceso que conlleva una cierta responsabilidad, pero no tema, la siguiente información podría ayudarle a esclarecer el proceso y por qué no, dar el siguiente paso y hacer elecciones que lo podrían guiar hacia una vida más sana.


El médico especialista en deportes y nutrición, Richard Marine, comenta: “las personas deben sentirse en la libertad de elegir lo que crean que es mejor para ellos y su salud, siempre y cuando estén acompañados de supervisión médica regular”.

Un nuevo alimento o una nueva rutina de actividad física, son solo un par de ejemplos de decisiones que lo alejarán de su zona de confort. Arriésguese, busque excusas para decidirse por cosas que normalmente no haría y disfrute de los retos que se le presentan.

¿De qué depende?

Pero, ¿cómo se definen las acciones que quiero realizar y los riesgos que estoy dispuesto a tomar?
La toma individual de decisiones depende de muchos factores tales como el contexto, la idiosincrasia y de las características demográficas de quien elige.

Richard Marine asegura: “los seres humanos estamos dispuestos a adoptar proyectos con más ventajas, siempre y cuando el riesgo asociado no sea demasiado alto. Si lo fuera, se elegirán las alternativas menos rentables pero que conllevan una menor cantidad de riesgo”.
Sin embargo, una de las variables más estudiadas para la toma de decisiones es el género. De acuerdo a un estudio realizado por Aurora García-Gallego, Nikolaos Georgantzís y Ainhoa Jaramillo-Gutiérrez en España, las mujeres son más cuidadosas que los hombres ante una toma de decisiones donde haya algún riesgo presente. En el estudio, las personas involucradas fueron inducidas a pasar de opciones más seguras a otras más arriesgadas mediante cambios en el parámetro de “mayor retorno - mayor riesgo”.

De igual manera, un estudio realizado por investigadores del Centro Wellcome Trust de Neuroimagen, de la Escuela Universitaria de Londres (UCL), determinaron que la testosterona, hormona que tiene efectos morfológicos, metabólicos y psíquicos, hace que las personas sobrevaloren su propia opinión y sean menos propensos a cooperar con los grupos a la hora de la toma de decisiones.

El Dr. Marine indica: “se debe recordar que la testosterona es una hormona que segregan tanto los hombres como las mujeres por lo que ambos se pueden ver afectados por esta. En el caso de la oxitocina, hormona que está involucrada en el establecimiento de relaciones de confianza y generosidad interpersonales, ayuda al balance a la hora de hacer elecciones”.

Así que no tema si como hombre siente que toma decisiones riesgosas e individuales o como mujer, medita y toma en consideración el riesgo y los retos que se pueden presentar al tomar una decisión.

¡Arriésguese!

El Dr. Marine asegura que arriesgarse no es solo tomar decisiones apresuradas, si no considerar todos los elementos que rodean la decisión y dar el salto.

A continuación le presentamos ideas de como dejar la zona de confort atrás y retarse en pro de una vida sana para usted y su familia.


“Se debe recordar de igual manera, que lo que es bueno para una persona, puede no serlo para otra, por lo que es importante visitar al médico regularmente, tener una alimentación balanceada y realizar 30 minutos de actividad física, 5 días a la semana” finaliza el especialista.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua