ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



La piel seca puede ser un problema temporal, por ejemplo cuando se presenta durante los meses de invierno, pero también puede ser una afección de toda la vida. A pesar de que la piel suele ser más seca en las manos, brazos y parte inferior de las piernas, toda persona es diferente; más aún, los signos y señales de sequedad de la piel dependen de la edad, la salud, el lugar de residencia, el tiempo que la persona pasa afuera y la causa del problema.



La Dra. Megan Johnston Flanders, médico de medicina familiar del Sistema de Salud de Mayo Clinic en Cannon Falls, dice que la piel seca puede ocasionar, como mínimo, algo de lo siguiente:

  • Una sensación de falta de elasticidad en la piel, sobre todo después de ducharse, bañarse o nadar
  • La piel se siente y luce áspera
  • Comezón (prurito)
  • Descamación leve a fuerte (se pela la piel)
  • Líneas o grietas finas
  • Color gris o cenizo en la piel oscura
  • Enrojecimiento
  • Grietas profundas que pueden sangrar

La Dra. Johnston Flanders aconseja las siguientes medidas para mantener humectada y sana la piel:

Humectar. Los humectantes sellan la piel y evitan que se escape el agua. El humectante debe aplicarse varias veces al día, y los más espesos tienden a funcionar mejor. Además, podría valer la pena usar cosméticos con humectante. Cuando la piel está extremadamente seca, posiblemente sea mejor aplicar aceite, como el aceite de bebé, en la piel todavía húmeda. El aceite permanece en la piel más tiempo que los humectantes y evita la evaporación del agua.

Usar agua tibia y limitar el tiempo del baño. Las duchas o los baños largos en agua caliente extraen los aceites de la piel. Limite el tiempo que permanece en la ducha o en la tina a 5 o 10 minutos y use agua tibia, no caliente.

Evitar los jabones ásperos y secantes. Lo mejor es usar cremas limpiadoras o lociones y geles de baño suaves para la piel, que contienen humectante. Si usa jabón, elija uno suave que contenga aceites y grasas.

Aplicar el humectante inmediatamente después del baño. La piel debe secarse con una toalla y suaves palmadas, dejando cierta humedad. Inmediatamente después, humecte la piel con aceite o crema para atrapar al agua en la superficie celular.

Usar un humidificador. El aire caliente y seco del ambiente interior puede resecar la piel sensible y empeorar la comezón y la descamación. Un humidificador casero portátil o uno conectado a la calefacción añaden humedad al ambiente interior de la casa. No olvide mantener el humidificador limpio para que no crezcan bacterias ni hongos.

Elegir telas suaves para la piel. Las fibras naturales, como el algodón y la seda, permiten respirar a la piel. La lana, aunque sea natural, puede irritar hasta a las pieles normales. Lave la ropa con detergentes sin colorantes ni fragancias, porque ambas cosas pueden irritar la piel.

“Si la piel seca le provoca comezón, aplique compresas frías en la zona. La inflamación de la piel se puede reducir con hidrocortisona de venta libre, sea en crema o ungüento con por lo menos 1 por ciento de hidrocortisona”, anota la Dra. Johnston Flanders. “Consulte con el proveedor de atención médica si estas medidas no alivian los síntomas, o si éstos empeoran”.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua