ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



Descansar es bueno para la salud, tanto física como mental, pero se convierte en una actividad aún más importante cuando se está embarazada, ya que también está en juego la salud del bebé. Durante esta etapa las mujeres experimentan varios cambios en todos los aspectos de su vida, y por ende el momento de relajarse y dormir también sufre modificaciones.



Algunos de los cambios que ocurren en el ciclo del sueño están relacionados a los cambios hormonales y emotivos o psicológicos, esto sumado al temor (especialmente cuando la fecha probable de parto se va acercando), que les implica tomar el rol de madres una vez finalizado el embarazo.

Una investigación de Journal Sleep sobre trastornos del sueño en la futura mamá, publicada en la revista especializada Sleep, asegura que el mal descanso puede aumentar el riesgo de hipertensión en la embarazada. Las mujeres que duermen seis o menos horas cada noche, son más propensas a sufrir hipertensión durante el tercer trimestre de gestación, mientras que las mujeres que duermen cinco horas o menos, tienen un riesgo diez veces mayor.

La hipertensión en el embarazo, llamada preeclampsia, es una complicación caracterizada por un aumento de la tensión arterial durante la gestación, que si no es tratada a tiempo puede tener graves consecuencias para la madre y afectar el desarrollo del bebé.



“En el embarazo, el buen descanso se traduce como salud para la madre y el bebé”, mencionó Sergio Cerraté, experto en el buen descanso. Al estar descansada el flujo sanguíneo será el óptimo para hacerle llegar el oxígeno y los nutrientes que necesita para desarrollarse adecuadamente.

Algunos consejos para lograr un descanso reparador en el embarazo son:
Comer algunas galletas o semillas antes de ir a la cama, para evitar que las náuseas la mantengan despierta.

  • Trate de ir a la cama y despertarse a la misma hora cada día.
  • Establezca una rutina de relajación antes de ir a la cama.
  • Tomar siestas cortas durante el día para compensar el sueño perdido durante la noche.


Duerma mejor, descanse más y minimice riesgos

Es importante elegir un sistema de descanso que beneficie a la madre durante el período de gestación, brindándole un soporte adecuado.

Las camas ideales son aquellas que permiten que todo el cuerpo quede sostenido en su totalidad, evitando que sean muy duras o muy blandas. Los que son muy duros pueden provocar incomodidad y por ende no colabora con un buen descanso, y por el contrario, si fuera muy blando no permite que el cuerpo quede sostenido y da una sensación de incomodidad porque el cuerpo se hundirá junto con el colchón.

El sistema de descanso ideal es el que a la vez de sostener al cuerpo pueda mantener y respetar las curvaturas naturales del cuerpo. Camas Olympia, con su nueva línea Razones, ofrece distintos niveles de confort (ortopédico, suave y firme), y cuenta con la nueva tecnología Soportek que incluye 9 puntos de soporte ubicados en la base de la cama, con lo que la futura madre sentirá más estabilidad y una mejor dispersión del peso en el colchón.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua