ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



La expansión de los operadores móviles virtuales (OMV, o MVNO, Mobile Virtual Network Operators) en América Latina tendrá un impacto positivo en el mercado, con el incremento de ofertas de valor agregado, promociones y la disponibilidad de contenidos no exclusivos como principales beneficios. Sin embargo, para que la operación de los OMV sea posible, es necesario que se adjudique más espectro radioeléctrico a los operadores móviles de redes (OMR) tradicionales, para que puedan contar con la capacidad e infraestructura necesaria para alojarlos. Adjudicar más espectro no solo beneficia a los OMR sino también a los OMV, aseguró José Otero, director de 4G Americas para América Latina y el Caribe, durante su presentación en el MVNO Industry Summit Latam 2015, organizado por Informa Telecoms & Media.


Otero señaló los operadores móviles virtuales “están finalmente entrando a una etapa de
proliferación en América Latina. La buena noticia es su modelo principal ya no es únicamente la oferta de telecomunicaciones a un público masivo; se ven desde OMVs dedicados sólo al mercado de comunicaciones máquina a máquina (M2M) hasta aquellos que se posicionan casi como tarjeta de lealtad de supermercados. La nueva generación de OMV está alterando el entorno competitivo de los diferentes mercados de la región”.

En este sentido, señaló que el apoyo a los operadores móviles virtuales “tiene que estar acompañado con un cronograma claro de asignación de espectro radioeléctrico para los operadores ya establecidos, en un esquema abierto que minimice la posibilidad de que queden bloques sin adjudicar. También, establecer parámetros simples que faciliten la aprobación del despliegue de antenas y/o construcción de torres y eviten el papeleo burocrático debe ser prioridad. La asignación de espectro y menos burocracia son acciones que benefician al operador móvil con red, a sus usuarios y a los MVNO que albergue. Hay que tener presente que cualquier operador móvil de América Latina tiene en estos momentos dos o tres redes distintas funcionando y cada una tiene distintos requisitos mínimos de cuanto espectro necesita”.

El directivo de 4G Americas explicó que los operadores virtuales presentan muchas diferencias frente a los operadores móviles de redes tradicionales. “No pueden ser medidos bajo el mismo parámetro. Mientras que los OMR comercializan servicios en todas las localidades donde colocan infraestructura para asegurar un retorno de la inversión (ROI) dentro de un tiempo razonable de tiempo, los OMV mayormente apuntan a localidades específicas y no a todo el territorio nacional en su oferta. Para los operadores virtuales, cobertura no equivale a servicio. El OMV no va a prestar servicios en toda la red del OMR”.

De acuerdo con el experto, el éxito comercial de cualquier operador móvil virtual dependerá fundamentalmente del modelo de negocios que decida implementar. “El elemento más importante de un OMV es poder controlar costos en logística y adquisición de clientes. Sin control de estos dos elementos, aunque el espectro al que accede sea gratis, el OMV no será viable”, remarcó. Además, apuntó que las condiciones que permitan la proliferación de los MVNO tienen que ser justas tanto para los operadores que venden capacidad como para los nuevos entrantes, entre otras cosas asegurando que las tarifas que se cobren no sean onerosas y no existan prácticas anticompetitivas.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua