ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



Nuestro cuerpo siempre está propenso a factores externos que pueden afectarlo; los ojos y la piel son de los órganos más sensibles, principalmente por estar expuestos a los rayos ultravioletas. Es por esto fundamental el deber de la prevención y precaución.



La exposición del sol puede causar efectos en la piel como cánceres de piel, quemaduras solares, lesiones, arrugas, envejecimiento prematuro, manchas y resequedad, ya que los rayos UV dañan el ADN de sus células y las envejecen. En el caso de los ojos, los rayos del sol prohíben la oxigenación de las células, lo que causa el deterioro de los tejidos y la disminución de la calidad de la visión, con enfermedades como conjuntivitis alérgica, cataratas, Pterigión y degeneración. Para evitar estos daños, la especialista en anti- aging y terapia del dolor, Maritza Luz y la oftalmóloga Kelyn Leiva, recomiendan la protección de los ojos y piel a una edad temprana, y de forma diaria, ya que los rayos UV están presentes en todo momento, más incluso con el deterioro de la capa de ozono.

“Para proteger los ojos se debe utilizar lentes con protección para rayos ultravioletas y no se debe permanecer sobre expuesto al sol. Es importante saber que los rayos UVA sí atraviesan ventanas, por lo que incluso en casa o en el automóvil es importante utilizar protectores solares tópicos y pantallas de protección solar, como los Windows Films de 3M que permiten que entre toda la luz del sol sin los daños del mismo”, comentó la oftalmóloga Kelyn Leiva

La especialista en anti- aging y terapia del dolor, Maritza Luz, recomienda evitar exponerse al sol de 11:00 a 15:00 horas, usar gorras o viseras las cuales pueden proteger hasta en 65% y aplicar protectores solares - FPS- mayor de 30, cada cuatro horas. Maritza Luz, también recomienda el uso de pantallas en los vidrios del carro, casa y oficina, ya que estos ayudan a reducir los rayos ultravioleta hasta un 98%, logrando así disminuir la incidencia en casos de cáncer de piel y enfermedades derivadas.

“Según estadísticas de la Sociedad Americana del Cáncer, el cáncer de piel es el más común de los cánceres humanos. Esta es una de las principales causas de muerte, a nivel mundial, ya que se diagnostican alrededor de 3.5 millones de casos anuales, de los cuales, fallecen aproximadamente 12,000 pacientes. Es por esto vital el hábito de la protección solar para las personas de todas las edades”, comentó Luz.

Ante los factores externos, como los rayos UV, a los que el ser humano se encuentra expuesto todos los días, unicamente podemos valernos de la prevención y protección para evitar las enfermedades que pueden derivarse. La piel y los ojos, nos permiten ver y sentir nuestro entorno y debemos protegerlos para que puedan cumplir sus funciones sin ninguna complicación.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua