ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



Poseer un teléfono móvil, en el mundo actual, es –prácticamente– una condición sine qua non para enfrentar el día a día. Al punto de que, en la pirámide de necesidades básicas del ser humano, la conexión WiFi y el rendimiento de la batería deberían considerarse como un requisito a satisfacer para el bienestar del individuo.

El usuario de un teléfono móvil busca un equipo de alto desempeño, lo que se traduce –a grandes rasgos– en conectividad, velocidad y disponibilidad. Pero, ¿cómo elegir el mejor dispositivo? El benchmark pretende guiar al comprador durante su búsqueda.

“El benchmark no es más que una aplicación independiente a los fabricantes o estándares que te permite, a través de la comparación, evaluar cosas; y es la manera mundialmente reconocida en la industria para equiparar “peras con peras” y así asegurarle una mejor experiencia al usuario”; explicó Amikam Yalovetzky, Gerente de Ventas Senior de MediaTek para Latinoamérica.



Benchmarks existen en todas la industrias, como automotriz, alimentos y otras. En el mundo de dispositivos móviles existen decenas de benchmarks que nos permiten verificar el funcionamiento del teléfono entero o de sistemas individuales. En el total desempeño del sistema, buscamos incluir la revisión del procesador, el desempeño de la unidad de procesamiento gráfico 2D y 3D, la velocidad de lectura y escritura en la memoria y el desempeño del tratamiento de la base de datos. Su promesa básica es proveerle al comprador un resultado transparente, equitativo y no numérico; sino que califica el desempeño combinándolo con los requerimientos del usuario y la experiencia de uso diario. Actualmente, el benchmark más amistoso y reconocido de la industria móvil para Android es el Antutu.

“Con el Antutu, el usuario puede sentirse seguro de que su experiencia con el dispositivo será de mejor calidad y velocidad. Mejores equipos garantizan la eficiencia y aseguran el desempeño a lo largo del día y fidelizan al usuario, por eso es necesario realizar la prueba del benchmark varias veces consecutivas para asegurar que el dispositivo mantiene su buen rendimiento a lo largo del tiempo”, agregó Yalovetzky.

Pero Antutu no es el único benchmark disponible. Existen diversos de acuerdo con la bondad que se desea evaluar. Por ejemplo, para browsing existen benchmarks los cuales miden, entre otras cosas, la base de efectos gráficos en un browser, la manipulación de pixeles al reenfocarse en una imagen, el número de pixeles por segundo durante múltiple secuencias de prueba, cuantifica la experiencia de “scroll” en una página web y mide la reacción y cuán placentero es el movimiento, la velocidad y la experiencia de usuario de gráficos 3D vía WebGL.

Si de procesamiento de gráficos se trata, Nenamark Benchmark es la respuesta. Creado para sistemas Android para GPU, utiliza OpenGL ES 2.0 para demandar al máximo el poder del CPU. Pero hoy con el comienzo de la implementación de pantallas de 120HZ, y Mediatek siendo el primer fabricante de Chipset que las soporta en teléfonos moviles, NenaMark sigue siendo muy relevante.

Novedades de la industria

Sin duda, los benchmarks serán muy útiles para valorar las recientes novedades de la telefonía móvil, entre ellas la incorporación en los equipos del motor Grafico de Alto Desempeño OpenGL ES 3.0, el cual provee un mejor diseño para el material interactivo en 2D y 3D y crea una interface flexible y poderosa entre software y aceleración de gráficos. Asimismo, el H.265 (HVEC): reproducción de Video en Hardware; mantiene la calidad de alta definición y reduce hasta casi un 50% del ancho de banda en streaming o en el lugar que el archivo ocupa en la memoria del teléfono en casos que deseamos guardar el video.

Pero esto no es todo. El Ecosistema de las telecomunicaciones móviles se está desplazando a 64 bit incluyendo HW y SW, lo cual sobrepasa el desempeño de los sistemas de 32 bit, alrededor de 30%. De acuerdo con las proyecciones actuales de la industria, en los próximos tres años todas las aplicaciones se basarán en 64 bits; en vista de que las anteriores tendrán menos opciones y menor desempeño.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua