ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



Muchos de los mitos existentes sobre el azúcar provocan que las personas deduzcan que el consumirla moderadamente nos puede llevar a desarrollar diabetes. Si usted es de esas personas, puede respirar profundo porque no es así. Esta enfermedad la provoca la ausencia de insulina o su deficiente acción, no el consumo moderado de ese endulzante.



El Programa de Prevención de la Diabetes de Estados Unidos, realizó una investigación que se llevó a cabo con una muestra de 3 mil personas con riesgo alto de contraer diabetes, la cual mostró que este padecimiento se puede retrasar y hasta prevenir, no al dejar de consumir productos dulces, sino al practicar 30 minutos diarios de actividad física y mantener una alimentación balanceada. Además de ello, es importante saber que el tener sobrepeso u obesidad es un factor de riesgo significativo para la diabetes tipo 2. El realizar ejercicio físico regular, acompañado de una alimentación balanceada y sin excesos, es clave para evitar la aparición de diabetes.

El azúcar puede ser parte de una dieta saludable

¿Es el azúcar culpable? de acuerdo con la especialista en nutrición, Consuelo Pardo, para poder erradicar los mitos de esta sustancia, las personas deben educarse sobre su composición, consumo moderado y las variedades existentes de este producto.
“El no estar informados sobre la verdadera función de este endulzante en el cuerpo, ha hecho que poco a poco olvidemos sus beneficios, esta sustancia es el nutriente más importante para el cerebro humano, por lo que su reducción en los niveles sanguíneos puede afectar nuestro desenvolvimiento normal”, afirma la especialista.

El azúcar también juega un papel importante a nivel sensorial porque ofrece un sabor dulce placentero y evoca un estado de complacencia y alegría.

Coma sin temores

Ningún alimento o bebida es responsable, por sí solo, del sobrepeso u obesidad en una persona. Por esto, no es necesario restringir el dulce de nuestra dieta.

Pardo destaca que la clave está en las porciones consumidas y el equilibrio calórico, asimismo, insiste en el consumo moderado de todos los grupos alimenticios, junto con la práctica de actividad física, logrando un balance y un estilo de vida activo y saludable.
Recuerde que no hay alimentos buenos o malos, solo dietas mal balanceadas.


El ejercicio es el mejor repelente para la diabetes

La actividad física es fundamental, ya que es la mejor manera de controlar el peso es asegurar que exista un equilibrio entre las calorías que se ingieren con las que se gastan a través del movimiento; si controla su peso, puede prevenir la aparición de diabetes.
Su práctica diaria le ayudará también a reducir en un 50% la influencia genética de la obesidad, mejorará su autoestima, salud mental y el rendimiento laboral, además es gratuita y le inyecta alegría a su organismo.

En este sentido la hidratación juega un papel protagónico para mantener un buen estado de salud, ya que al ejercitarnos, nuestro cuerpo necesita recibir líquidos, por lo que hidratarse es también un complemento para mantenerlo de lejos la diabetes.

Este debe de ser un hábito en nuestra vida, usted puede elegir el que más le guste ya que cualquier bebida hidrata.

Mantenga presente que usted puede disfrutar de cualquier alimento dulce con moderación, lo ideal es tener una dieta balanceada. Conociendo esta verdad, endúlcese libremente, evitando los excesos y pero sin arrepentirse.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua