ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



Un nuevo informe publicado hoy del Royal College of Physicians, “Nicotina sin humo: reducción del daño del tabaco” concluye que los cigarrillos electrónicos son posiblemente beneficiosos para la salud pública en el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (RU). Los fumadores pueden entonces estar tranquilos y alentados a usarlos, y el público puede estar tranquilo que los cigarrillos electrónicos son mucho más seguros que fumar.



Fumar tabaco es adictivo y letal. La mitad de todos los fumadores de toda la vida mueren jóvenes, perdiendo un promedio de unos 3 meses de esperanza de vida por cada año fumado después de la edad de 35, unos 10 años de vida en total. Aunque la prevalencia en fumar en el RU se ha reducido a 18%, 8.7 millones de personas aún fuman. La reducción de daño provee una estrategia adicional para proteger este grupo de fumadores de discapacidad y muerte temprana.

Desde que ciertos cigarrillos electrónicos se hicieron disponibles en el RU en 2007, su uso ha estado rodeado de controversia médica y pública. Este nuevo informe de 200 páginas examina la ciencia, política pública, regulación y ética que rodea a los cigarrillos electrónicos y otras fuentes de nicotina no vinculadas con el tabaco, y abordan estas controversias y malentendidos con conclusiones basadas en la última evidencia disponible:

  • Los cigarrillos electrónicos no son una entrada a fumar – en el RU, el uso de cigarrillos electrónicos está limitado a casi todos aquellos quienes ya los usan, o han usado, tabaco
  • Los cigarrillos electrónicos no tienen el efecto de normalización de fumar – no hay evidencia que indique que la terapia de reemplazo de nicotina (NRT) o el uso de cigarrillo electrónico tenga el efecto de normalización de fumar. Ningunos de estos productos ha, a la fecha, atraído un uso significativo entre adultos que nunca han fumado, o demostrado evidencia de una progresión de entrada significativa a fumar entre jóvenes.
  • Cigarrillos electrónicos y dejar de fumar – entre fumadores, es probable que los lleven a dejar los intentos que de otra manera no hubieran sucedido, y en una proporción de estos a un cese exitoso. De esta manera, los cigarrillos electrónicos pueden actuar como una entrada a dejar de fumar.
  • Los cigarrillos electrónicos y el daño a largo plazo – la posibilidad de cierto daño por el uso a largo plazo de cigarrillos electrónicos no puede ser desestimado debido a la inhalación de ingredientes aparte de nicotina, pero es posible que sean muy pequeños, y sustancialmente menores que los que surgen de fumar tabaco. Con estándares de productos adecuados para minimizar la exposición a los otros ingredientes, sería posible reducir riesgos de salud física aún más. Aunque no es posible calcular los riesgos de salud a largo plazo asociados con el cigarrillo electrónico de forma precisa, los datos disponibles sugieren que no exceden el 5% de aquellos asociados con productos de tabaco fumado, y muy bien podrían reducir sustancialmente este número.

El informe reconoce la necesidad de una regulación proporcional, pero sugiere que no se permita que la regulación inhiba significativamente el desarrollo y uso de productos para la reducción de daño por los fumadores. Una estrategia regulatoria debe tomar un enfoque balanceado buscando que garantice la seguridad del producto, permita y estimule a los fumadores usar el producto en lugar de tabaco, y detecte y prevenga los efectos que contrarresten las metas generales de la política de control de tabaco.


Profesor John Britton, presidente del Grupo de Asesores para el Tabaco de RCP (RCP’s Tobacco Advisory Group), dijo:

‘El creciente uso de cigarrillos electrónicos como sustituto para fumar tabaco ha sido el tema de gran controversia, con mucha especulación sobre los riesgos y beneficios potenciales. Este informe pone fin a todas las preocupaciones sobre estos productos, y concluye que, con una regulación sensata, los cigarrillos electrónicos tienen el potencial de hacer una contribución mayor hacia la prevención de una muerte prematura, enfermedades y desigualdades sociales en la salud causadas por fumar actualmente en el RU. Los fumadores deben estar tranquilos que estos productos pueden ayudarlos a dejar el tabaco para siempre’.


Presidente RCP Profesor Jane Dacre dijo:

‘Desde el primer informe de RCP sobre el tabaco, Smoking and health (Fumar y la salud), en 1962, hemos argumentado sistemáticamente para más y mejores políticas y servicios para prevenir que las personas comiencen a fumar, y para ayudar a los fumadores existentes a dejar de fumar. Este nuevo informe se edifica sobre ese trabajo y concluye que, para todos los riesgos potenciales involucrados, la reducción de daño tiene un enorme potencial de prevenir muerte y discapacidad por el uso de tabaco, y para acelerar nuestro progreso hacia una sociedad libre de tabaco. Con un manejo cuidadoso y una regulación proporcional, la reducción de daño provee una oportunidad de mejorar las vidas de millones de personas. Es una oportunidad que, con cuidado, debemos tomar.’

Resumen del informe


  • Fumar es la mayor causa prevenible de muerte y discapacidad, y desigualdad social en salud, en el RU
  • La mayor parte del daño a la sociedad y a individuos causado por fumar en un futuro cercano ocurrirá en personas que fuman hoy.
  • La intense búsqueda de políticas convencionales para el control del tabaco fomenta que más fumadores dejen de fumar
  • Es muy difícil dejar de fumar y los adultos que hoy fuman continuarán fumando por muchos años.
  • Las personas fuman porque están adictas a la nicotina, pero perjudicados por otros componentes del humo del tabaco.
  • El suministro de nicotina a la que los fumadores están adictos a sin los componentes dañinos del humo del tabaco puede prevenir la mayor parte del daño por fumar.
  • Hasta recientemente, los productos de nicotina han sido mercadeados como medicinas para ayudar a las personas a dejar de fumar.
  • NRT es más efectivo en ayudar a las personas a dejar de fumar cuando se usa conjuntamente con apoyo profesional de salud, pero menos dañino cuando se usa por sí solo.
  • Los cigarrillos electrónicos son mercadeados como productos para el consumidor y prueban ser más populares que NRT como sustituto y competencia para los cigarrillos de tabaco.
  • Los cigarrillos electrónicos parecen ser efectivos cuando se usan por fumadores como una ayuda para dejar de fumar.
  • Los cigarrillos electrónicos no están hechos actualmente a los estándares de medicinas y son probablemente más dañinos que NRT
  • Sin embargo, el daño a la salud que surge de la inhalación a largo plazo del vapor de los cigarrillos electrónicos disponibles hoy seguramente excederán 5% del daño por fumar tabaco.
  • Desarrollos tecnológicos y normas de producción mejoradas pueden reducir el daño a largo plazo de los cigarrillos electrónicos.
  • Hay inquietud de que los cigarrillos electrónicos pueden aumentar el fumar tabaco al “renormalizar” el acto de fumar, actuando como una puerta para dejar de fumar por jóvenes, y siendo usado para la abstinencia temporal, no permanente, de fumar.
  • A la fecha, no existe evidencia que cualquiera de estos procesos ocurre en un grado significativo en el RU.
  • En cambio, la evidencia existente a la fecha indica que los cigarrillos electrónicos están siendo usados casi exclusivamente como opciones más seguras al tabaco fumado, por fumadores confirmados quienes están tratando de reducir el daño a ellos mismos o a otros por fumar, o para dejar de fumar completamente.
  • Existe una necesidad de regulación para reducir efectos adversos directos o indirectos del uso de cigarrillos electrónicos, pero esta regulación no debe permitirse que inhiba significativamente el desarrollo y uso de productos para reducción de daño por fumadores.
  • Una estrategia regulatoria debe, por lo tanto, tomar un enfoque balanceado que garantice la seguridad del producto, permita y fomente a los fumadores a usar el producto en lugar del tabaco, y detecte y prevenga los efectos que contrarrestan las metas generales de la política de control de tabaco.
  • La industria de tabaco se ha involucrado en el mercado de los cigarrillos electrónicos y se puede esperar que intenten explotar estos productos para mercadear cigarrillos de tabaco, y para socavar el trabajo para el control del tabaco ampliamente.
  • Sin embargo, en el interés de la salud pública es importante promover el uso de cigarrillos electrónicos, NRT y otros productos de nicotina no vinculados con el tabaco tan ampliamente como sea posible como sustituto para fumar en el RU.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua