ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



Hacia el 2017, los teléfonos inteligentes que brinden alta conectividad, mayor duración de batería, y la capacidad de tareas múltiples para mejorar la experiencia del usuario, se mantendrán como los mejores del mercado mas allá de un look mas delgado.


Mientras usted descarga una nueva aplicación, dentro de los laboratorios de las empresas de desarrollo de software se busca cómo mejorar el rendimiento actual de su teléfono. El tiempo que transcurre entre la investigación y desarrollo tecnológico, y la salida al mercado, es aproximadamente de 1.5 a 2 años, ya que durante este período de tiempo existe un arduo trabajo de desarrollo detrás, específicamente en el diseño, construcción, revisión y ejecución de las pruebas de funcionamiento de los chipsets que controlan el dispositivo.

Amikam Yalovetzky, Gerente de Ventas Senior de MediaTek para Latinoamérica, confirma que para el desarrollo del chipset que va dentro de nuestros Smartphones -el chipset es el conjunto de circuitos integrados que hace funcionar los sistemas del dispositivo- hay equipos de trabajo dedicados a desarrollar aspectos del Módem; otros trabajan en el Wi-Fi; otros en el GPS, procesamiento gráfico e incluso, hay un grupo que al final integra todo lo investigado y desarrollado.

Por ejemplo, una de las preguntas constantes dentro de los laboratorios de MediaTek es ¿cómo hacer que la batería del teléfono dure más durante el día? Yalovetzky ilustra cuáles tecnologías intervienen dentro del dispositivo y generan los teléfonos más poderosos del mercado:

Más ‘cerebros’ para múltiples tareas: Los usuarios más exigentes (como los gamers, por ejemplo) requieren de teléfonos con capacidad para realizar múltiples tareas al mismo tiempo. Juegos como Mortal Kombat o PokemonGo exigen recursos como el uso de la red, los datos, sensores, procesamiento gráfico, o audio, todas son tareas que los teléfonos más básicos no son capaces de administrar.

Además, estas funciones requieren un alto consumo de batería. La tecnología True Octa-Core, de MediaTek, no solo hace a los teléfonos más eficientes con sus ocho núcleos, si no que masificó una solución que antes era solo para los teléfonos de gama alta (de más de US$.1000) a teléfonos más accesibles (de US$150 a US$300).

Amikam Yalovetsky
Y es que los núcleos son las válvulas que mueven el procesador cada vez que abrimos una aplicación, reproducimos un vídeo o enviamos un email. “Si dividimos las tareas que el usuario busca entre los 8 núcleos, el teléfono es más eficiente y usa solo la cantidad de núcleos que necesita, por lo que consume menos la batería” explica el ejecutivo.

Eficiencia y bajo consumo de batería. Los mejores teléfonos del mercado también son eficientes por más tiempo, y se calientan menos. MediaTek lo ha logrado a través de la tecnología CorePilot, que controla las tareas y ‘decide’ a cuál de los núcleos de los procesadores se asignarán. Esto último permite un ahorro en el consumo de batería de hasta 20% y un incremento en el funcionamiento del teléfono también de hasta un 20%.

“La única manera para enfriar el teléfono es que el procesador baje su velocidad. CorePilot además de monitorear la temperatura del chipset para que no se caliente, puede regular la velocidad del procesador y poner a caminar 1 solo núcleo (de los 8) si es necesario. CorePilot sabe administrar la velocidad, con hasta un 200% de mejora en el rendimiento del teléfono y un ahorro de hasta 50% de batería” señala Yalovetzky.

Super-potencia a 10 núcleos. La más reciente generación de teléfonos, equipada con el Helio X20 viene con CorePilot 3.0, donde el sistema del teléfono sabe identificar cambios dentro de una misma aplicación, y asignarle los núcleos correctos sin salirse de ella.

“Por ejemplo, la aplicación de Facebook requiere mucha fuerza al abrirse, porque se conecta a red, descarga el historial, y en eso utiliza 4 núcleos medianos; pero ya dentro de la página, solo hacemos scroll y damos “Me gusta”. Pues bien, el CorePilot 3.0 “mueve” la aplicación de 4 núcleos medianos a los 4 pequeños y ahí ahorra hasta un 20% de batería” añade.


Además, Helio X20 y P20 ya permiten diseños de teléfonos mucho más finos y delgados, con soporte de 2 cámaras principales, lo que da un nivel de fotografía digital muy avanzado, y permite crear todo tipo de efectos. Aquí ya estamos hablando de Deca-core, o procesadores con diez núcleos. Los primeros teléfonos con esta tecnología ya se están lanzando en Asia y en Europa, y se podrían empezar a ver en América Latina hacia el 2017.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua