Slider[Style1]

Style2

Style6


Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



Con gran empeño e interés por salir adelante, niños y adultos de Tzununá, de la mano de Fundación Castillo Córdova, brazo social de Cervecería Centro Americana, S.A., han logrado importantes cambios que contribuyen a la formación de una comunidad educativa que promueve las competencias básicas, el desenvolvimiento efectivo y la mejora de la calidad de vida.

En los primeros tres años del Proyecto Tzununá, más de 450 niños de 2 a 5 años alcanzaron su nivel de desarrollo


Ese es el logro del eje de Educación del “Proyecto de Desarrollo Comunitario Integral Microcuenca Tzununá”, el cual implementó la Fundación Castillo Córdova en esa aldea de Santa Cruz La Laguna, Sololá, con el fin de combatir la desnutrición crónica a través de diversas áreas de trabajo que se concatenaron para alcanzar resultados integrales.

“Era imprescindible sentar las bases para que los habitantes de Tzununá mejoraran sus capacidades, lo cual los hará personas útiles para la sociedad”, explica Eduardo Castillo Di Vito, director del Proyecto Tzununá.

Para ello, el eje de Educación del Proyecto fue conformado por los siguientes programas:

Estimulación temprana

Como respuesta a la ausencia de programas educativos dirigidos a la etapa previa a la escuela primaria, Fundación Castillo Córdova desarrolló el programa del Centro de Educación Inicial Bilingüe Intercultural (CEIBI) para la alimentación y estimulación de niños en edades de 2 a 5 años. Este incluyó la suplementación alimentaria como complemento integral de otro de los ejes del Proyecto, el de Salud y Nutrición, por medio del cual se les brindó a diario una refacción que aportaba energía y proteína.

Los frutos se reflejaron en la estimulación temprana 486 (74 %) niños comprendidos en dichas edades, quienes en los primeros tres años alcanzaron su nivel de desarrollo esperado.

Calidad educativa

Para los estudiantes de nivel primario y secundario, se abrió desde el 2014 el programa “Líderes infantiles”, en el que participaron 243 niños en actividades lúdicas, educativas y de refuerzo escolar enfocadas en matemática y lectura. También se organizó la “Escuela de vacaciones”, a la que asistieron 414 niños desde el año 2013 al 2015. En esta también se aprovechó para aumentar el tiempo de suplementación alimentaria de los niños.

Con los programas “Líderes infantiles” y “Escuela de Vacaciones” 
se reforzaron materias como matemática y lectura. 


Ambos se vincularon con el Programa de Lectura por medio de la técnica Cloze, que permite estimular la lectura comprensiva y la velocidad lectora en los alumnos de primaria. Como resultado, más de 1000 estudiantes de primaria superaron la velocidad y la comprensión de lectura, quienes antes estaban por debajo del nivel estándar definido por el Ministerio de Educación para los distintos grados académicos.

Otro gran resultado de la implementación de esta técnica es que un estudiante de la Telesecundaria de Tzununá obtuvo el primer lugar en el Certamen de Lectura, organizado en noviembre de 2015 por la Universidad del Valle del Altiplano. Así mismo, la Escuela Primaria de Tzununá recibió en junio de 2015 un reconocimiento del Distrito Escolar de San Pablo La Laguna por haber obtenido el mejor rendimiento académico de lectura entre San Pablo, San Marcos y Santa Cruz La Laguna, Sololá.

Todas estas actividades de refuerzo fueron importantes para reducir la deserción escolar en las escuelas, ya que en el 2011 era del 12 % y para el 2016 se observó solo un 4 %, o sea, una disminución de 8 puntos porcentuales.

Alfabetización intensiva

Entre adultos y niños, los residentes de la microcuenca suman más de 8500, de los cuales el 62 % de mujeres y el 40 % de hombres mayores de 12 años no sabían leer, lo que representaba el 50 % de analfabetismo, según un estudio de la Fundación Castillo Love.
Antes de iniciar el Proyecto Tzununá, y considerando dichas evidencias, Fundación Castillo Córdova se planteó transformar los niveles de educación y analfabetismo imperantes en el área. Para que el impacto fuera completo, incluyó la educación formal, informal y extraaula.

En los Centros de Educación Infantil Bilingüe Interculturales (CEIBI) se atendieron a niños de 2 a 5 años a fin de que mejoren sus habilidades psicomotrices y afectivas a través de programas de estimulación temprana


Con el apoyo del Comité Nacional de Alfabetización (Conalfa) y la Fundación Ramiro Castillo Love, se entrenó a pobladores en materia de alfabetización, quienes posteriormente formaron grupos pequeños para enseñar a leer. También se ejecutó el programa ABCero Analfabetismo, con el que se enseñó a leer y a escribir a 945 hombres y mujeres mayores de 15 años.

Todos estos esfuerzos hicieron posible que el índice de analfabetismo en la aldea pasara del 50 % en el 2012 al 34 % en el 2016, es decir, una reducción del 16 % en cuatro años.


Formación integral de la familia

El programa de Mejoramiento de Vida Familiar se llevó a cabo con el método Kaizen, que consiste en buscar la mejora continua. En este programa de educación se trabajó con familias para capacitar en temas de autoestima, desarrollo personal, organización, participación, seguridad alimentaria, cocina, cuidado de los niños, higiene, entre otras.

Las actividades de refuerzo escolar y la suplementación fueron importantes para reducir la deserción escolar en las escuelas, ya que en el 2011 era del 12 % y para el 2016 se observó solo un 4 %, o sea, una disminución de 8 puntos porcentuales.


Para evitar que la coyuntura afectara de forma negativa a las futuras generaciones de Tzununá, se desarrollaron programas relacionados con valores y orientación familiar. Esto permitió promover actitudes y conductas positivas como estilo de vida. De esa cuenta, se puso en marcha un Diplomado de Orientación Familiar y la Escuela para Padres de Familia, en donde participaron docentes de instituciones educativas de Tzununá y comunidades aledañas como Jaibalito, Laguna Seca, Chuitzanchaj, Pajomel y del Instituto de Educación Básica de Telesecundaria. En la actualidad, la participación de los maestros se traduce en la adquisición de conocimientos y habilidad para orientar mejor a los alumnos y a sus padres, con lo que se aporta al mejoramiento de vida de las familias.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua