ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



En Guatemala existe una prevalencia de asma del 33% entre niños, niñas y adolescentes, Sanofi Pediatría estuvo presente en el XVII Congreso Nacional de Neumología y Cirugía de Tórax en donde contó con un Simposio que abordó el manejo del asma con Montelukast: ¿dónde, cómo y cuándo usarlo?, dictado por el doctor José A. Castro – Rodríguez, Neumólogo Pediatra de School of Medicine, Pontíficia Universidad Católica de Chile.



Se sabe que en Guatemala existe una prevalencia de asma del 33% entre niños, niñas y adolescentes. Con este Simposio, Sanofi Pediatría, a través de su iniciativa pediátrica, Niños Sanos, Niños Felices sigue reafirmando su compromiso de cuidar la salud de las niñas y niños guatemaltecos, mediante soluciones terapéuticas para enfermedades crónicas e infecciosas, la prevención y actualización médica a los profesionales de la salud que cuidan de los infantes.

Montelukast ayuda al infante o bien al adulto a controlar adecuadamente el asma, cuando es provocada por el ejercicio físico y también cuando los corticoesteroides inhalados o los broncodilatores son insuficientes.
En muchos procesos alérgicos se liberan sustancias conocidas como leucotrienos que ocasiona un estrechamiento de las vías respiratorias causando los silbidos y dificultad para respirar, Montelukast reduce la producción de esta sustancia –leucotrienos- evitando el cierre de las vías respiratorias.

Dr. José A. Castro, Neumólogo Conferencista y Carola de Marsicovetere, Gerente de Producto Sanofi
El Asma

El asma es una enfermedad crónica en la cual las vías respiratorias, que son las que transportan el aire hacia dentro y fuera de los pulmones, se sensibilicen y se hinchen. Esta condición puede llegar a ser crítica en niños y niñas, pues sus vías respiratorias son más pequeñas que las de los adultos.

Los síntomas comunes que evidencian la presencia de asma son: tos, sensación de ahogo, respiración sibilante, opresión en el pecho, y tos o respiración sibilante días después de tener una infección viral.

Así mismo, el asma tiene detonantes, por lo cual se recomienda limitar la exposición de los niños y niñas a dichas circunstancias:

  • Alergenos: moho, polen, animales
  • Irritantes: humo del cigarrillo, contaminación del aire
  • Clima: aire frío, cambios climáticos
  • Ejercicio
  • Infecciones: gripe, resfrío común

El papel determinante de los padres en el tratamiento del asma

El tratamiento para el asma en niños y niñas es un trabajo en equipo donde tanto padres como doctores velan por el bienestar del menor. El médico controla la enfermedad mediante un plan de monitoreo de síntomas y medicamentos, mientras que los padres son responsables de administrar la medicación y asistir al niño o niña en caso se presenten ataques de asma. Cabe resaltar que el Colegio Americano de Médicos de Emergencia (ACEP) recomienda desarrollar un plan de control de asma desde la primavera, con el objetivo de enfrentar anticipadamente los riesgos que se presentarán.

Cuando una crisis se presenta

Por más que exista un tratamiento de monitoreo y control, no siempre se puede impedir que surjan ataques de asma. Se recomienda a los padres elaborar, con ayuda del pediatra, un plan de acción que contenga instrucciones de cómo enfrentar situaciones que podrían poner en riesgo la vida de los menores. Este plan requiere de ejecución inmediata donde los padres deben brindar medicación de rescate o acudir al médico e incluso a emergencias.

Es importante seguir las siguientes recomendaciones mientras el infante recibe atención médica:

  1. Tantos padres como hijo deben permanecer tranquilos.
  2. Si su doctor le ha recetado a su hijo un medicamento dilatador de bronquios para la crisis de asma, comience a darle el tratamiento según las instrucciones que le haya dado.
  3. Que el niño no se agite y que esté sentado para que pueda respirar bien. Le puede leer un cuento o realizar con él alguna actividad pasiva que lo distraiga.
  4. Manténgalo en un ambiente sin humo, sin olores fuertes y sin que esté en contacto con alguna sustancia que le pueda causar alergia.
  5. No lo deje solo y obsérvelo todo el tiempo para saber cómo se va desarrollando el ataque.


Se recomienda pedir al doctor que le de instrucciones por escrito con un plan personalizado para la prevención y control del asma de su hijo, y hágale las siguientes preguntas una vez se le haya diagnosticado.

¿Cuál es la causa del asma de mi hijo?
¿Qué puedo hacer para evitar que a mi hijo le de un ataque de asma?
¿Qué medicina recomienda para prevenir el asma?
¿Qué medicina recomienda para controlar el asma cuando mi hijo tenga un ataque?
¿Cómo y cuando le tengo que dar las medicinas a mi hijo?

Desmitificando el asma

Los niños pueden llevar vidas normales y físicamente activas siempre y cuando se usen correctamente los medicamentos controladores que previenen ataques de asma.
El ejercicio dejó de prohibirse para aquellos que padecen de asma. El ejercicio y deporte son ahora altamente recomendados para fortalecer los músculos respiratorios de los niños y niñas.6 Los niños más pequeños no son necesariamente más vulnerables que los niños mayores (entre 11 y 17 años). Estos últimos tienen mayor tasa de incidencia de muertes por asma, lo que implica que la vigilancia permanente de dicha enfermedad es impresindible para su control.


Acerca Sanofi
Sanofi, un líder mundial y diversificado en el cuidado de la salud, descubre, desarrolla, y distribuye soluciones terapéuticas enfocadas en las necesidades del paciente. Sanofi tiene fortalezas claves en el campo de la salud con siete plataformas de crecimiento: soluciones de diabetes, vacunas humanas.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua