ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



Abba Zubair, M.D., Ph.D, cree que las células cultivadas en la Estación Espacial Internacional (ISS) podrían ayudar a los pacientes a recuperarse de un accidente cerebrovascular y que, incluso, podría ser posible generar tejidos y órganos humanos en el espacio. Él sólo necesita una oportunidad para demostrarlo, y ahora la tiene.

El Centro para el Avance de la Ciencia en el Espacio (CASIS), una organización sin fines de lucro que promueve la investigación a bordo de la ISS, ha otorgado al Dr. Zubair una subvención de 300,000 dólares para enviar células madre humanas al espacio, con el fin de ver si crecen más rápido que las células madre cultivadas en la Tierra.

El Dr. Zubair, director médico y científico del Laboratorio de Terapia Celular de la Clínica Mayo de Jacksonville, en Florida, relata que el experimento será el primero que esta clínica ha llevado a cabo en el espacio y el primero en utilizar células madre humanas, que se encuentran en la médula ósea.

"En la Tierra, nos enfrentamos a muchos desafíos al tratar de hacer crecer células madre suficientes para tratar a los pacientes", explica. "Actualmente, demora un mes generar suficientes células para algunos pacientes. Un laboratorio de grado clínico en el espacio podría proporcionar la respuesta que todos hemos estado buscando para la medicina regenerativa".

Él, específicamente, quiere expandir la población de células madre que induce la regeneración de neuronas y de vasos sanguíneos en pacientes que han sufrido un accidente cerebrovascular hemorrágico, el cual es causado por coágulos de sangre.
El Dr. Zubair ya hace crecer tales células en su laboratorio de la Clínica Mayo usando un gran cultivador de tejido y varias incubadoras, pero sólo a “paso de tortuga”.

Los experimentos en la Tierra que utilizan la microgravedad han demostrado que las células madre —las células maestras, responsables de la producción de todos los tipos de células de órganos y tejidos— crecerán más rápido, en comparación con las células de cultivo convencional.

"Si usted cuenta con un suministro de estas células, se puede tratar casi cualquier condición, y puede, teóricamente, regenerar órganos enteros utilizando un andamiaje”, plantea el Dr. Zubair. "Además, no es necesario que provengan de los pacientes en forma individual; cualquier persona puede usarlas sin rechazo".

El Dr. Zubair está trabajando con ingenieros de la Universidad de Colorado, que están construyendo el biorreactor celular especializado, el cual será llevado a la ISS para el experimento dentro de un año.
“Realmente, yo no creo que cultivar células en el espacio para uso clínico en la Tierra sea ciencia ficción”, expresa el médico. “Los vuelos comerciales a la ISS comenzarán en breve, y el costo de viajar hasta allá está bajando. Sólo tenemos que demostrar lo que se puede conseguir en el espacio y este premio de CASIS, nos ayuda a hacerlo”.

Mayo Clinic

La Clínica Mayo es el primer y más grande grupo de medicina integrada del mundo. Médicos de todas las especialidades trabajan juntos para cuidar a los pacientes, unidos por sistemas comunes y por una filosofía: "las necesidades del paciente son lo primero". Más de 3.700 médicos, científicos e investigadores y un equipo de apoyo de 50.100 profesionales de la salud trabajan en la Clínica Mayo, institución que tiene unidades en Rochester, Minnesota; Jacksonville, Florida; y Phoenix/Scottsdale, Arizona. Juntas, estas tres unidades tratan a más de medio millón de personas cada año.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua