ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



Ya son bien conocidos los beneficios de las unidades de estado sólido (SSDs, por sus siglas en inglés) a nivel de computación personal. Los Administradores de TI entienden que adquirir un SSD es una inversión y no un gasto, ya que éste le dará grandes beneficios a su equipo como son: seguridad, performance, ahorro de energía, durabilidad, tiempo de vida, no generación de calor, etc., sin embargo, todas esas ventajas también pueden ser aprovechadas en el plano corporativo.



Las tendencias actuales como el cómputo en la nube (cloud computing), la virtualización y escalabilidad, han llevado a la necesidad de una disponibilidad total de las aplicaciones de misión crítica y en ello han contribuido enormemente los SSDs, que garantizan velocidad, confiabilidad, resistencia y rendimiento.

Hoy en día un número creciente de centros de datos empresariales, requieren alta capacidad de proceso de datos, baja latencia en las transacciones y los que siguen trabajando con disco duro (HDD) en sus servidores, están experimentando cuellos de botella en el rendimiento, a consecuencia están migrando a las unidades de estado sólido (SSDs) como una solución viable para aumentar el rendimiento, la funcionalidad, y la confiabilidad de sus centros de datos, así como reducir en general sus gastos de operación. En los centros de datos o data centers, que es donde actualmente se concentra todo el poder computacional, los SSDs han venido a dar un gran empuje a las operaciones gracias a las características de su funcionamiento.

Las unidades de estado sólido clase empresarial de Kingston, son ideales para entornos de misión crítica tales como, los centros de datos y sistemas que deben estar en funcionamiento 24 x 7, los 365 días del año. Nuestras SSD E100 & E50 ofrecen un impresionante rendimiento, resistencia y confiabilidad, con el fin de asegurar el funcionamiento ininterrumpido de sus sistemas, ofreciendo 10 veces más resistencia que las SSDs de cliente habituales. Esto redunda en una mejor experiencia para el usuario que accede a aplicaciones o archivos de manera remota en servidor, como el correo electrónico, bases de datos o edición de documentos.

En los centros de datos lo que se hace son arreglos de disco o almacenamiento en red, es decir, cientos o miles de unidades SSD funcionan en conjunto ofreciendo redundancia y total disponibilidad.

Solución ecológica

Los SSDs consumen mucho menos energía eléctrica que los discos duros convencionales, por lo que generan menos calor y por consiguiente requieren menos electricidad para mantener la temperatura constante de los data centers. Entonces hay un ahorro en dos sentidos, se necesita menos electricidad para que funcionen tanto los SSDs como los sistemas de aire acondicionado.

Sin embargo, los SSDs trabajando en conjunto no solo funcionan en centros de datos, si su empresa ya cuenta con un grupo de servidores y los quiere seguir utilizando con un mejor desempeño, puede actualizar su servidor colocando unidades en estado sólido directamente en el mismo, incluso con menos cantidad de unidades con respecto a los discos duros mecánicos, lo cual también significa un menor consumo energético, a la vez que le da mayor rendimiento directamente al servidor (DAS - direct attached server).

Es decir, con menos unidades de almacenamiento puede tener más poder de cómputo al mismo tiempo que reduce su factura eléctrica. ¿Suena a un buen negocio verdad?

Y si de maximizar su inversión se trata, no tiene que desechar los discos duros que sustituye por SSDs. Aún puede usar esos discos tradicionales como storage y guardar ahí todos sus archivos e información que no es de uso constante. Los SSD’s tienen el mismo tamaño (2.5 pulgadas) que un HDD SAS por lo que no se requiere ninguna adaptación especial para colocarlos y así alargar la vida útil de sus servidores.

En la actualidad Kingston Technology ofrece una gama de soluciones de unidades en estado sólido para cada necesidad corporativa. La compañía cuenta con SSDs de clase empresarial (E50 y E100) desde 100GB hasta 480GB de capacidad tanto para servidores como para centros de datos. Todos estos productos le garantizan un ahorro de costos, aumento de velocidades en los procesos, reducción de consumo eléctrico y hacer uso de la última tecnología disponible en su empresa.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua