ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



NaturAceites, empresa guatemalteca dedicada al cultivo de palma de aceite y comercialización de productos alimenticios a base de fruto de palma, fomenta continuamente el respeto al medio ambiente en las diferentes etapas del cultivo, proceso industrial y comercial. Esta organización, cuenta con un completo programa de reforestación, en la que se ha sembrado más de 153,300 árboles en las regiones de El Estor, Izabal, y la Franja Transversal del Norte, Alta Verapaz.


Desde el inicio de este proyecto ambiental y como parte de sus iniciativas de responsabilidad social empresarial, NaturAceites ha reforestado 475.62 hectáreas, cumpliendo con su política ambiental hacia la protección y conservación del hábitat, la optimización de recursos naturales y la mejora continua.

Dentro de los proyectos ambientales de NaturAceites, se cuenta con el monitoreo, manejo y conservación de fuentes de agua, monitoreo de calidad de aire, manejo de ecosistemas, inventarios de flora y fauna, así como la reforestación de especies nativas y zoo criaderos.
El proyecto fortalece áreas no aptas para el cultivo de palma, bosques de galería y zonas de amortiguamiento en los que se incluyen cuencas de ríos y áreas de reserva.

“Con el proyecto de reforestación, desarrollado por nuestro departamento de gestión ambiental, queremos demostrar nuestro compromiso con el cuidado del Medio Ambiente, por cada árbol que sembramos garantizamos su conservación, pues le brindamos el cuidado y mantenimiento adecuado”, comentó Erasmo Sánchez, Gerente de Asuntos Corporativos de NaturAceites.

NaturAceites, cuenta con viveros forestales en sus zonas de producción y el apoyo a programas de medio ambiente y recursos naturales es constante, siendo éste uno de los ejes fundamentales del departamento de Gestión Ambiental. La organización ha donado un total de 22,207 árboles beneficiando de esta manera a las comunidades de los departamentos de las áreas de influencia.

Además, apoya a la protección de la biodiversidad, prevención y control de incendios, protección de flora y fauna de áreas protegidas registradas por el CONAP (Consejo Nacional de Áreas Protegidas) las cuales se mantienen en constante monitoreo biológico.

Durante el establecimiento del cultivo en ambas regiones se delimitaron áreas que no eran aptas para la siembra, estas han sido preservadas y destinadas para la regeneración natural. “Las certificaciones que hemos obtenido nos avalan, y seguiremos comprometidos con la conservación del medio ambiente en nuestros procesos del área agrícola, industrial y comercial”. Afirmó Sánchez.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua