ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



La carrera por el automóvil conectado está en plena efervescencia y Honda ha desembarcado con todo su poderío en el Congreso Mundial de Sistemas de Transporte Inteligente ITS World Congress 2014, celebrado recientemente en Detroit. El objetivo es llegar al vehículo inteligente, capaz, incluso, de rectificar las decisiones erróneas del conductor que supongan un peligro para él o para otros usuarios de una vía pública.


Honda ha aprovechado este importante certamen para exponer sus avances y, por primera vez fuera de Japón, mostrar su tecnología de conducción autónoma. Ésta es el resultado de la suma de muchos avances tecnológicos de los que ya disponen los vehículos Honda en la actualidad, como la incorporación, salida y cambio de carril en carretera. En un circuito cerrado con un tramo de curvas de casi 13 km en el centro de Detroit, Honda ha facilitado una demostración de conducción autónoma en un entorno de tráfico real. Este sistema de Honda incorpora frenado y dirección del vehículo automáticos y la capacidad de incorporarse, salir y cambiar de carril en carretera de forma automatizada, además de otras maniobras complejas.

La seguridad constituye uno de los principales objetivos en el desarrollo tecnológico de los vehículos inteligentes y Honda, que lleva años incorporando estas tecnologías en sus coches de producción, ha presentado sus avances, como el sistema de protección en colisiones entre vehículo y peatón/bicicleta, que permite la comunicación de corto alcance (DSRC) entre el vehículo y el smartphone (mediante una aplicación) del peatón o el ciclista. La tecnología, que recibe el nombre de V2P/B, avisa tanto al conductor como al peatón o ciclista de una posible colisión, además de permitirles intercambiar mensajes.

Las motocicletas son de los vehículos más vulnerables en el tráfico terrestre diario, como demuestran los datos de siniestralidad. Por ello Honda, primer fabricante mundial de motocicletas, ha desarrollado una tecnología que permite anticipar y alertar, mediante un sistema de comunicación entre el automóvil y la motocicleta, a ambos conductores de una posible colisión.

Una de las grandes innovaciones que ha mostrado Honda en Detroit es el “remolque virtual”. Esta tecnología, nueva y exclusiva, utiliza la conectividad entre automóviles para permitir a un conductor asistir a otro que no se encuentre bien. El conductor que requiere asistencia puede avisar a los vehículos que se encuentran alrededor sobre su ubicación, de manera que otro conductor puede “enganchar” virtualmente su vehículo y “remolcarlo” (el vehículo remolcado puede recibir las indicaciones del vehículo remolcador a través de un sistema automatizado y la tecnología de conectividad entre automóviles o V2V) a un lugar en el que se puedan prestar servicios de emergencia al conductor, como un hospital.


Tal cómo afirmó Frank Paluch, presidente de Honda R&D Americas, Inc., “la creación y la implementación de sistemas de transporte inteligente avanzados constituyen el nuevo horizonte en nuestro esfuerzo por erradicar algún día los accidentes de tráfico, así como las lesiones y las víctimas mortales que producen”.

Como muestra, el lanzamiento más reciente de la compañía, la berlina premium Acura TLX de 2015, utiliza la detección conjunta de los sistemas de cámara monocular y radar de onda milimétrica para ofrecer funciones de mitigación de colisiones y detección en carretera de mayor fiabilidad, entre las que se incluyen la detección de peatones, la dirección asistida y el frenado de emergencia automático.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua