ads

Slider[Style1]

Style2

Style6

Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



En 2001, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), tomó la decisión de fundar un día especial para hacer conciencia sobre el valor del consumo de productos lácteos en la dieta y la salud a nivel global, e instauró el 1 de junio como el Día Mundial de la Leche.



La leche está presente en la mayoría de los hogares y se considera como uno de los alimentos más completos por su gran número de nutrimentos: proteínas, lípidos, carbohidratos, minerales como el calcio, potasio, fósforo y magnesio, y vitaminas, principalmente B2, B5, B12, A y D, que se añade a la leche para lograr un mejor aprovechamiento del calcio que aporta.

Dos vasos de leche al día contribuyen con cerca del 70 % de las necesidades diarias de calcio y 50 % de la proteína diaria recomendada para niños y 28 % de adultos. Además, diversos estudios han demostrado que la leche podría ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 y controlar el peso, además, por su valor nutrimental puede ayudar a combatir la desnutrición.


De acuerdo con Daniel Guerrero, gerente de nutrición de Grupo Lala: “Se sabe que la leche aporta una cantidad considerable de calcio, vital para desarrollar y mantener huesos fuertes, así como proteína gracias a la cual se logra una mejora considerable en el peso, talla y crecimiento en niños y jóvenes. Sin embargo, considerando que a partir de los 40 años el cuerpo inicia con el proceso de pérdida de masa muscular, es en esta etapa donde la proteína de la leche ha mostrado ser útil para reducir ese ritmo de pérdida. De ahí la importancia de promover el consumo de leche como parte de una alimentación sana y completa en todas las etapas de la vida”.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua