Slider[Style1]

Style2

Style6


Style5[ImagesOnly]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]



Tras una larga ausencia, la cantautora guatemalteca vuelve más sensual y provocativa que nunca, con un controversial tema pop-rock


Cuando completó la gira promocional de "El amor es un fantas-ma", su primer álbum, Shery llegó a una conclusión: Para ser capaz de volver a escribir canciones que salieran del alma, como las primeras, necesitaba alejarse por un tiempo de las luces y los escenarios para enfocarse en una sola cosa: vivir. Y vivir fue lo que hizo. Intensa, curiosa, tortuosamente.

El resultado, tras varios años de coleccionar experiencias, es un fresco torrente de canciones sensuales y traviesas que celebran, con un toque de rebeldía, el amor, el sexo y la pasión de vivir. En lugar del formato tradicional de "álbum", serán lanzadas una por una, como sencillos.

La primera de la serie es "Virgen ya no", una canción pegajosa y controversial que habla de liberarse de los prejuicios y tabúes que nos impiden ser nosotros mismos.

"Me niego a aceptar el paradigma de que las mujeres tenemos que ser abnegadas mártires sufridas, inocentes y sumisas. ¡No somos el 'sexo débil', y no tenemos por qué ser (o parecer) niñas buenas todo el tiempo! Por el contrario: somos seres valientes, luminosos, sexuales, amorosos y apasionados, con el derecho y la fuerza para vivir nuestras vidas como se nos dé la gana", dice Shery.

Con música original de Shery, y letra coescrita en colaboración con Sergio Flores, la canción fue producida y grabada en Ciudad de México en 'Il Mondo Music Studios' por Orlando R. Di Pietro (Anahí, Paty Cantú, Marta Sánchez, Armando Manzanero), productor ítalo-venezolano dos veces nominado al Grammy.



El tema está disponible en tres versiones: la original, que es un fresco pop-rock latino; una versión en estilo banda, y otra en ritmo electro-pop. Una pista de karaoke, para que todos puedan cantar "Virgen ya no" con el acompañamiento original, está también incluida en el lanzamiento.

La masterización del audio se llevó a cabo en Miami, Florida, a cargo de José Blanco (Natalia Lafourcade — "Hasta la raíz", Julieta Venegas - "Los momentos", Andrés Calamaro - “Bohemio”), ganador de dos premios Grammy y de diez Grammy Latino.

El video musical, dirigido por Christian Celada, fue grabado en Guatemala durante ocho días de filmación. La edición y post-producción requirieron nueve meses adicionales de minucioso trabajo.

El video muestra simultáneamente a tres “Sherys” diferentes: La Mojigata, La Cantante, y La "Gruesa", que compiten entre sí por los favores del Hombre de los Sueños (encarnado por Jonathan Landa), que las enloquece a todas. “Algunas escenas quedaron demasiado picantes, y hubo que editarlas”, comenta Celada.



Como invitados especiales figuran los músicos Mynor Peláez Luken, Javi Stugart, Pablo Saravia, y Luis Pedro García, además de Pollo, un peculiar pato amarillo. Un día, durante la grabación, Shery dibujó una caricatura de sí misma inspirada en films manga. La muñequita, que vive completamente desnuda excepto por una diminuta hoja de marihuana, pasó pronto a convertirse en el “otro yo” de la cantante. Estará pronto disponible en divertidos diseños de ropa interior, botones, camisetas y otra mercadería con la marca de la artista.





Comentarios

«
Next
Entrada más reciente
»
Entrada antigua