Uno de los mejores y más complejos personajes de Marvel es Eddie Brock (Tom Hardy) quien entra en escena cuando Venom, un simbionte extraterrestre, ocupa su cuerpo. Como periodista, Eddie estaba tratando de acabar con el famoso fundador de la Fundación Life, el genio Carlton Drake (Riz Ahmed), y esa obsesión había arruinado su carrera y su relación con su novia, Anne Weying (Michelle Williams). Un día, mientras Eddie investigaba uno de los experimentos de Drake, el extraterrestre Venom ocupa su cuerpo, por lo cual Eddie de repente adquiere nuevos superpoderes y la oportunidad de hacer casi todo lo que quiere. Venom es perverso, oscuro, impredecible, la ira lo impulsa y provoca que Eddie luche para poder controlar esas habilidades peligrosas. Eddie siente que eso le da poder y le fascina. Como Eddie y Venom se necesitan el uno al otro para conseguir lo que quieren, se van volviendo más y más indisociables. ¿En dónde termina Eddie y empieza Venom?


¡SOMOS… VENOM!

Todos tenemos algo dentro de nosotros que hierve de rabia. Alguien (o algo) se desata y, ¿no sería maravilloso liberar eso? ¿No sería satisfactorio cortarles la cabeza a algunos idiotas? ¿No sería divertido enseñarle al mundo entero lo que acecha dentro de nosotros?

Para Eddie Brock, ese monstruo –Venom– está a punto de soltarse, y el lado oscuro de su personalidad va literalmente a salir... y será una aventura salvaje.

Hay una razón de por qué Venom es uno de los personajes más populares de la historia de Marvel. Es peligroso, impredecible, da miedo, su ingenio oscuro solo se puede comparar con su predilección por la violencia... y todo está envuelto en un paquete con ojos blancos enormes, una boca con dientes afilados y una lengua fuerte, larga y retorcida.



Estreno: jueves 4 de octubre 2018

Comentarios: